jueves, 31 de agosto de 2017

El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad (libro)

El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad. (188 páginas) Año de publicación: 1899.

Hacía mucho tiempo que tenía pendiente leer este clásico. Cabe decir que tampoco es que tuviera muchas ganas, sabía que tarde o temprano lo leería pero tenía la sensación de que no me iba a gustar por todo lo que había oído hablar de él y sí, mis impresiones han acertado, no es que lo haya odiado ni que me haya resultado una lectura especialmente densa pero no me ha terminado de convencer, sobre todo porque había escuchado demasiadas veces como era una maravilla y las últimas palabras que decía un personaje eran tan significativas, precisamente por la falta de sentido a la que apelan ante este tipo de experiencia intransferible y que por tanto no puede ser útil y mil teorías más que seguro que os interesan más que a mí, y podéis encontrar en lugares que os hagan reflexionar sobre la novela y que aunque deseaba que me fueran a impactar más en contexto o por lo menos tanto como prometían, no lo han conseguido. El caso es que hasta cierto punto entiendo que los narradores y la delegación de la historia sea interesante, entiendo que puede ser relevante literariamente pero aunque iba con ganas lo cierto es que me dejó muy fría. Tanto que recuerdo muy poco de la obra y que a pesar de que había momentos interesantes el caso es que me encuentro con uno de los casos frustrantes donde todo el mundo habla maravillas de una obra y no me puedo sumar por como no me ha llegado a gustar o impresionar como esperaba o quería así que... No sé, una lástima supongo.

Vamos por partes, supongo que como he dicho siempre lo que sea un cuento largo o novela corta no ayuda a predisponerme favorablemente ya que en teoría me gustan las cosas largas. Y digo en teoría porque cada vez me sorprendo más enamorándose me de obras de pocas páginas así que parece ser que no es verdad del todo, se ve que los gustos cambian y tal, en cualquier caso, sí que es cierto que sigo teniendo el prejuicio de que si una obra es corta no conseguirá gustarme tanto como una larga. Pero en este caso concreto esto se le añade supongo que es una novela de aventuras o más bien una deconstrucción de una novela de aventuras donde se acaba viendo que para construir una aventura necesitas una noción de alteridad que no puede ser otra cosa que violencia. Y sinceramente sí que me parece interesante que una novela de finales del XIX pueda ser leída como una crítica al colonialismo, además que toda la idea de la nada, de este horror, que ya os decía antes de que me la han repetido hasta la saciedad es interesante y potente. Llama también la atención también como la novela se construye con ambigüedades tanto sobre lo que ocurre, como sobre quién lo está diciendo, o sobre como se sabe, por lo que siempre deja entre sombras casi de manera frustrante lo que se nos promete que nos explicará. Pero en fin, voy dando vueltas sin mucho sentido así que volvamos al colonialismo y esa manera de darle la vuelta a la experiencia del visitante en la tierra donde supone que va a hacer el bien. Lo cierto es que leyendo esta obra y con toda la influencia que ha tenido no podía evitar pensar en como los animas isekai que tan de moda están últimamente (un personaje, normalmente masculino, se encuentra en un mundo nuevo donde todo es maravilloso y todas las chicas están por él) necesita algo como El corazón de las tinieblas muy bestia y espero que dentro de poco lo veamos. O al menos a mí me harían muy feliz ya que el género me hace un pelín de asco, pero vaya aunque el contexto sea muy diferente, sí que creo que la comparación tiene algún sentido, aunque las connotaciones del isekai vayan mucho más en dirección de la alienación y la evasión fácil pero sigo pensando que sería maravilloso que algún anime isekai fuera un viaje como este, horrible, inexplicable y sin sentido. Cabe decir sin embargo que hay gente que considera que la novela no sirve como crítica al colonialismo por cómo trata los autóctonos del Congo Belga así que opiniones para todos los gustos y lo cierto es que hasta cierto punto también es comprensible este tipo de opinión.
Por otro lado también está el tema de los narradores que es una de las cosas que más veces he oído respecto a esta novela y como no se sabe muy bien desde donde se narra la narración o que hace Marlow, y luego está la idea de cómo los dos ríos se reflejan o se superponen pero sinceramente es de esas cosas que como las escuchas antes de leer el libro no sabes si por ti mismo hubieras caído o si después lo hubieras descubierto y te sentirías como un imbécil por no haberlo pillado. En cualquier caso también está la idea de cómo normalmente la narración oral se hace para intentar dar algún tipo de conocimiento detrás las historias pero en este caso el mismo narrador que observa a Marlow dice que sus historias no solían tener ningún tipo de "conclusión" o algo así y sí, a partir de ahí seguro que encuentras gente que te dicen que Dios ha muerto y esas cosas. Quiero decir, ya sabéis, que a finales del XIX está el giro lingüístico (depende de a quién preguntes es la revolución francesa porque nunca es tarde para poner el inicio de la modernidad en la revolución francesa, nunca...) y que vaya el "dios" que muere no es el cristiano sólo sino el sentido de la existencia y cómo el ser humano se encuentra ante la oscuridad (lol, no acabo de hacerlo, no) y del horror (lol de nuevo). Y vaya se supone que Conrad inspiró a mucha gente que después tendría relevancia precisamente por eso, por la falta de sentido que tanto ha triunfado después y el lenguaje, y el mundo…

En fin, no sé si os pasa pero a mí con esta novela y otros clásicos es leer sobre ella, pensar en ello ver que sí, que es muy interesante y que realmente hay todo un pensamiento detrás que hace que esto sea relevante pero a la hora de enfrentarse a ellos no hay manera de que, aunque sepas que funciona y como lo hace, qué se supone que significa y en general tengas por lo menos algunas herramientas para enfrentarte a ellos, te guste, a ti, como lector. Entiendo que habrá gente que esto no le importe, y tampoco pido que me resulte "entretenida" todo lo contrario, de hecho creo que la leí muy rápido y no se me hizo demasiado densa, lo que pedía es que a mí, dejando a un lado (o al menos parcialmente) todo lo que sabía de la novela, me pareciera tan interesante como decían y como podéis imaginar no, no ha sido así y siempre es decepcionante.

Mejor dejarlo aquí, que me encuentro con una de las tantas reseñas que ni sé por dónde enfocar ni por donde continuar así que no vale la pena. El caso es que esta lectura no creo que suponga un esfuerzo inmenso tanto por cantidad de páginas como por densidad, o al menos esa fue mi experiencia, así que no creo que haya sido una mala experiencia del todo, simplemente es que cuando has oído hablar tantas veces de cómo es una maravilla y como es una obra tan anclada en el canon occidental no puedes evitar o considerarte una mala lectora, o que la obra ha sido superior a ti o que simplemente desde el plano más afectivo del experiencia lectora la novela no era para ti, y aunque no ha estado mal no te ha encantado porque no todo en la vida porque sea bueno tiene que gustarte a ti como individuo, supongo.

Hasta aquí mi aburrimiento.

lunes, 28 de agosto de 2017

La pasión según G. H, Clarice Lispector (libro)

La pasión según G. H, Clarice Lispector (156 páginas). Año de publicación: 1964.

Pronostico que esta reseña será un desastre. Como siempre mi memoria es culpable, el tiempo entre lectura y reseña también pero todo esto ya os debería sonar demasiado y el problema aquí es más de sentirme muy imbécil ante este libro que, simplemente, me ha encantado. Y como siempre me podéis acusar de imbécil por encantarme cosas que no entiendo, o al menos no del todo, pero es que la sensación de leer este libro, de dejarse llevar por la prosa tan especial y la experiencia del lenguaje tan extremada... es simplemente orgásmico, literariamente hablando, o el equivalente. Así que de verdad si deseáis descubrir una autora que escribe maravillosamente bien y que parece retransmitir en directo la lenta epifanía de la protagonista al encontrarse una cucaracha, adelante. Y sí, una cucaracha, lo sé, suena raro pero la reflexión que se elabora hasta que la encuentra y a partir de que lo hace crea una especie de tensión ascendente que os recomiendo muy bestia leer. Y sí, esta reseña irá así, nada de decir cosas interesantes, cultas o frases que quieran sonar grandilocuentes y que se queden en pura pretensión, no, hoy vengo a hablaros desde el puro entusiasmo y fangirlear que es lo único que puedo hacer frente a esta autora. Probablemente quede corta y desordenada y como decía desde el principio no esperáis nada bueno, pero tenéis que quedaros con que necesitáis leer a esta autora si aún no la conocéis.

Y podría terminar aquí y todo sería maravilloso pero supongo que me gusta enrollarme un poco más en mis reseñas. Como decía antes para mí esta novela es su estilo, y sí, he oído a gente que no para de decir que quedarse en alabar el estilo de una obra es superficial en muchas ocasiones y no dice nada interesante sobre la misma y sin duda, es una manera fácil de hablar de cualquier obra y reconozco que yo misma, de manera ciertamente hipócrita, sin duda, me hace sentir cierta urticaria si leo frases como "la maravillosa pluma del autor que hace que te penetre hasta lo más profundo de tu esencia como ser humano" o cosas por el estilo (obviamente redactadas con más gracia y pedantería pero a mí no se me da bien imitar el estilo, disculpad). Así que sí, soy una hipócrita y proclamo que me he enamorado del estilo, de la forma en que el lenguaje fluye entre frases y te hace casi acompasar la lectura al ritmo que marca el texto. Y tal vez suena extraño y lo sea, pero es de esos libros que te dan ganas de pronunciar en voz alta para notar las pausas entre frases en tu propia corporalidad, sobre todo porque es corto, porque al final de cada capítulo termina con la misma frase que termina el siguiente y por como todo hace una especie de estructura circular bastante angustiosa, que al menos yo la sentí mucho.
Me atrevería a decir que la lectura a momentos era traumática por como el libro te trata sin miramientos y es fácil dejarse arrastrar por el torrente de pensamientos del libro, que, sinceramente, los seres mundanos y estúpidos no es fácil asustarnos al hacernos sentir más miserables y mediocres. No sé si, de nuevo, sólo exagero mis reacciones con el libro o que estoy intentando decir con todo esto, pero el caso es que sí, que si sois susceptibles a tener vacíos existenciales y a sentirse una parte totalmente innecesaria del universo, quizá el libro no sea para vosotros, por lo menos si no sois como yo que me gusta sufrir así que no sé, tal vez la mayoría de gente que lea el libro lo vivirá todo de una forma mucho menos dramática, pero os relato mi experiencia, como siempre.

Otro asunto en el que tengo que confesar completa ignorancia es en toda la carga religiosa o más bien mística que tiene el texto. Y es indudable que se extiende ese tipo de influencia, desde el título hasta la cucaracha, pero que no os engañe aunque seáis como yo y os sitáis lejanos a estas cuestiones, no importa, la especie de epifanía que tiene la protagonista es fácil de estirar hacia otras direcciones como toda la reflexión sobre el lenguaje que tiene el libro y esta especie de perderse entre el no poder no decir si se está diciendo en el momento que se dice y como aunque es imposible conseguirlo, es casi una batalla para ganar aunque sea centímetros al lenguaje conocido. Y de nuevo me parece flipante como a través del lenguaje mismo lo intenta y no sé, estoy segura de que hay cosas que se deben perder por el camino de la traducción pero yo he quedado muy enamorada igual así que, nada, tengo muy pendiente seguir leyendo esta autora.

Y en fin, como os decía, aunque la novela me ha impresionado muchísimo, es sin duda una de mis mejores lecturas del año y me he enamorado completamente de la manera de escribir de la autora, se me hace difícil enrollarme y me da la impresión de que en general las cosas que más me gustan son de las que más me cuesta escribir, al menos en novelas porque, como siempre digo, os sonará extraño pero las obras que me eclipsan completamente y que me hacen sentir como un ser completamente mediocre son las que realmente me convencen. Así que no sé, como no venga a proclamaros mi ignorancia, que es un poco lo que hago siempre, poco más tengo que decir. Y vaya, supongo que también tiene mucho que ver que de los clásicos siempre da más miedo hablar porque hay una bibliografía tan extensa que o te planteas leerte buena parte o alguna (y no es algo que se pueda hacer para un blog donde publico reseña de casi toda obra de ficción que experimento) o simplemente tiras de experiencia personal como yo y te quedas con miedo de decir mucho más no sea que quedes como una ignorante, aunque no diciendo nada también lo haces. El dilema... No, no mucho. En fin, que me enrollo diciendo nada que es mi especialidad. LEEDLO. No, no es cuestión de obligar a nadie pero si os gusta leer por el estilo (en serio, os podéis abstener si buscáis acción o personajes tradicionales, esto es reflexión y estilo, y es de esas cosas que sé que si hubiera leído hace unos años probablemente me hubiera dejado fría así que si queréis una historia ignorad este libro) esta obra probablemente ya la conozcáis, pero sino, adelante.

Hasta aquí mi aburrimiento.

sábado, 26 de agosto de 2017

Guerra y Paz, Lev Tolstoi (libro)

Guerra y paz, Lev Tolstoi (1184 páginas). Año de publicación 1869.

Creo que este libro valdría más la pena que directamente ni os hablara de él, pero vaya sea porque soy imbécil, masoquista, las dos cosas o cualquier apelativo afectivo que deseáis añadir, simplemente me gusta reseñar cualquier cosa que leo, independientemente de mi estado de ánimo o mental cuando lo leía. Y sí, aquí vengo a relataros como estando medio dormida muchas de las veces, con pocas ganas, poco atenta y con un lío con los nombres rusos leí Guerra y Paz, un libro del que lamentablemente recuerdo poco. Y mira que hay que decir que Tolstoi me parece que es bastante ameno a la hora de escribir, o al menos que es fácil dejarse llevar por su prosa y es bastante comprensible, pero no estaba por leer este libro en su momento se me hizo largo y sobre todo las escenas de guerra creo que las sufrí más de lo que las debería haber sufrido, pero vamos por partes. Ah antes de empezar me acabo de dar cuenta que la edición que he leído no es la completa, me podéis matar, quiero decir, no tengo ni idea por donde la han cortado si es mucho o poco, ni idea, pero recuerdo que leyendo el final me resultó extraño que todo acababa de forma muy repentina lo que me extrañó, decepcionó después de haber leído tanto pero ignoré como problema del libro en sí, no de la edición. Ahora, leyendo cosas para hacer esta reseña con la mala memoria que tengo pensaba que me costaba recordar ciertas cosas que pasaban y me he dado cuenta de que no era problema mío solo y que algunas de esas cosas no las había leído. Una de las cosas que más me jode la vida es leer clásicos adaptados así que ya podéis imaginar lo que me ha jodido enterarme. Y mira que no me cuadraban cosas, porque había oído constantemente que Tolstoi reflexiona abiertamente sobre la naturaleza de la historiografía y los falseamientos de los historiadores de su época y a mí no me cuadraba y va y resulta que tiene todo un epílogo que trata sobre eso. Sinceramente, ahora tengo clarísimo que debo releer el libro y me sabe mal porque teniendo bastante frescas las historias de los personajes como las tengo sé que no me apetecerá releerlo hasta dentro de bastante tiempo, pero espero que la próxima vez que me tope con este libro lo haga con una edición decente. En fin, me ha pasado ya con varios libros (me compré una edición adaptada de Los miserables sin darme cuenta, he leído Mujercitas en una edición de las antiguas por lo que creo que se supone que está censurada...) y en fin, todo por ser una vaga y no informarme antes de leer de las ediciones recomendadas. Pero es lo que pasa, las ediciones buenas suelen ser caras y... En fin, es igual, será mejor que os hable del libro.

Si algo recuerdo del libro es que, sea por gustos personales (sí, probablemente esto, más bien seguro) disfruté mucho más de las escenas de paz que de guerra, o al menos que quieres que te diga las tramas sentimentales y los salones rusos aristocráticos siempre me resultaban más agradables que las batallitas. Ahora bien, también es cierto que como literatura del siglo XIX que es, la carga filosófica la llevan los personajes masculinos, Andrei y Pierre principalmente si no recuerdo mal así que en este sentido las partes más enfocadas en este tipo de pensamiento, aunque a veces les tuviera manía a los personajes o no coincidiera con el que pensaban, sí que eran interesante. De hecho, en cierto modo el Pierre me pareció un personaje bastante interesante aunque para mí se quedó en una especie de proto-Levin (personaje de Anna Karenina de la que guardo mejor recuerdo que de esta obra, pero ahora que he descubierto que la edición leída no ha sido la mejor no sé que pensar...). La cuestión es que supongo que en cierto momento donde Pierre también intenta mejorar las condiciones de vida de sus "trabajadores" me recordó a las reflexiones y los intentos de Levin que tengo que reconocer que a parte de ser el personaje que mejor me caía de la novela en los momentos que se dedicó esto es cuando más me convenció su manera de pensar. Además, las comparaciones no acaban aquí, ambos me parecían el típico personaje que tiene mala suerte o no acaba de triunfar en nada que al final lo acaba haciendo y que sobre todo es buena persona, o algo así. Obviamente hablo desde mi perspectiva y puede parecer ridícula, sois libres de pensarlo pero precisamente por eso me frustraba y me gustaba el personaje a partes iguales. Frustraba porque, sean coincidencias o no entre personajes que me imagino yo o se puedan ver fácilmente, el caso es que Pierre no me convenció tanto. Por otra parte todo el lío sentimental entre personajes es bastante interesante así que también quedé bastante satisfecha por esta parte excepto el final que como digo me pareció que se quedaba completamente cortado y ahora resulta que era culpa de la edición y aunque no lo estáis viendo lloro sangre muy dramáticamente por culpa de eso... Es broma, sólo me meso los cabellos y grito desesperada. En fin, ya me entendéis pero me da rabia y no lo puedo superar, al menos a lo largo de esta reseña dudo que lo haga.
Hablando de otros personajes creo que debería hablaros de mis sentimientos encontrados con Natasha. Por un lado me gusta su vitalidad aunque en parte me parezca una niña malcriada pero lo cierto es que no puedo evitar sentir compasión por ella por cómo le queda muy grande todo lo que le pasa y en general la pobre no puede hacer nada. En fin, lo cierto es que en general creo que el libro tuvo muchas partes que me gustaron mucho y otras donde simplemente creo que mi mente no estuvo muy atenta. Además, recuerdo que en algunos momentos tenía un lío de personajes considerable y de nuevo, hubiera agradecido muchísimo una edición con índice de personajes y luego he visto que sí, que hay ediciones que tienen, y en fin, lloro por imbécil. Por otra parte uno de los temas que más he oído hablar como creo que ya os había dicho antes es la cuestión de la Historiografía y como Tolstoi denuncia en parte, el modelo del siglo XIX que se basaba muchísimo en las figuras históricas y en los generales como los principales artífices de la Historia. En este sentido es interesante ver cómo muestra un Napoleón bastante creído y en general los líderes de las batallas son bastante inútiles ante las circunstancias de las mismas que suelen ser bastante superiores a ellos. En este sentido, Guerra y Paz, en teoría se puede entender como una respuesta de un aristócrata con tiempo libre contra historiadores de su época. Lo que tiene el tiempo libre, supongo y tener dinero para mantenerse...

En fin, os debería hacer una reseña mucho más extensa que esto y el libro vale la pena pero estoy deprimida tras el hallazgo que he hecho sobre mi edición así que dejadme entre lágrimas (insertar aquí un grito ensordecedor que hace temblar la tierra con intensidad...) y pensando en cómo me hace falta volver a leer este libro en mejores condiciones en general. En cualquier caso, la obra vale la pena, reconozco que no la disfruté tanto como esperaba, sobre todo considerando que tenía muy buen recuerdo de Ana Karenina que quizás debería releer también algún día, lejano, eso sí, pero en general creo que las partes más de culebrones, probablemente lo peor valorado de la novela no te digo que no, las disfruté muchísimo. Ahora bien, como decía antes cuando Tolstoi deja que entremos en la mente de los personajes y sus conflictos en general lo suele hacer muy bien así que en este sentido era muy entretenida de leer. Después llegaban las batallas y la cosa se me hacía más pesada, y sí, tenemos momentos interesantes ya que no es una representación típica de la batalla, recuerdo buena parte de la descripción de algunas campañas donde te explican el aburrimiento de los soldados, como no saben si entrarán en batalla o no, la cobardía, o como la gente intenta de por todas hacer méritos para que los pongan en buenas posiciones, que quieras que no siempre es más interesante que ver un retrato del honor y la valentía estereotipado... Por otra parte ahora que recuerdo también tuve algún problema con los personajes, ya que aparte de los nombres que como os decía, en algún momento creo que me confundí de personajes, no en los protagonistas, obviamente, lo cierto es que recuerdo que eché de menos más protagonismo de algunos. Hablo concretamente del Nikolai y Boris (espero no haber olvidado los nombres...). El primero todavía tiene algún protagonismo y lo seguimos bastante en lo que generalmente son desventuras en el campo de batalla a parte de su "enamoramiento" del zar que probablemente sea una de las cosas más estúpidas que pasan en el libro, pero mejor no darle más vueltas. Sin embargo, a Boris creo que en un principio tal como se organizaba la novela parecía que iba a contraponerse con el otro (sobre todo porque tenía una mentalidad mucho más práctica que el otro, que era más romántico, en el sentido del s. XIX) y lo cierto es que no, que si no recuerdo mal va pasando cada vez más a un segundo plano que me resultó bastante decepcionante. Quizás sólo sea yo. Por cierto, o estoy yo muy loca o mi edición no tenía todo el epílogo, no sé si le faltaban más cosas, si habían recortado o qué, pero de verdad que todo el epílogo no estaba así que imagináis como me he quedado de loca leyendo ahora El segundo sexo que hablaba en un momento del personaje de Natasha y como en cierto modo la planteaba como la esposa perfecta y los problemas que tenía esto y yo pensando que no había leído nada de cómo era ella como esposa. O sea, sospechaba que había leído en tan mal estado mental el libro (sobre todo durmiéndome me ya que si que es cierto que leer con sueño no es recomendable y lo leí en una época en la que iba con falta de sueño) que me había enterado de poco y va y resulta que es la edición. Al menos no soy tan incompetente como lectora... Sólo como escogedora de ediciones. En fin, no me enrollo más que sólo sé quejarme de la edición así que lectores de esta entrada quedaos con la moraleja de hoy, no seáis vagos escogiendo ediciones de clásicos, sobre todo si tenéis dinero u oportunidades de elegir buenas ediciones, no escatiméis si no estáis seguros, que luego, si sois como yo, al final preferirás leer una buena edición/traducción así que gastarás más. O al menos informados y buscad en bibliotecas o donde sea que obtengáis los libros. Es por vuestro bien.

Hasta aquí mi aburrimiento.

Pd: Vale, ya me he enterado de qué edición he leído versión de Random Mondadori que se ve que traduce la primera edición del autor sin corregir y sin ciertos añadidos (600 páginas de diferencia...). En fin, al menos sé cuál ha sido el problema y supongo que algún año (siglo, seamos sinceros...) caerá la relectura.

viernes, 18 de agosto de 2017

Hatoful Boyfriend, Mediatonic and Hato-king (novela visual)

Hatoful Boyfriend, Mediatonic & Hato-King (2011) Extensión: 2-10 horas, corta (según vndb.org)
Quien tenga interés en las frikadas y en el mundo de los videojuegos, el anime/manga o los mares abismales de chorradas que hay internet es muy probable que haya leído y reído ante la idea estrafalaria en la que se basa este juego que a menudo es más citado como ejemplo de algo extraño proveniente de Japón que leído. Y sí, yo me incluyo en las que durante mucho tiempo sólo sabía de la premisa: una humana ligando con palomas. Desde ya hace un tiempo me había llamado bastante la atención y lo cierto es que había coincidido que había leído varias opiniones que decían que detrás el cachondeo que es el juego incluso tenía una historia interesante. Y, sinceramente, no diría tanto, pero para tomarse tan poco serio está bastante bien y tiene suficientes estupideces como para reír un rato, aunque personalmente me frustrara en las rutas por culpa del sistema, pero no me adelanto.
Como decía si no disfruté tanto como podría de esta obra fue por su sistema de lectura que no incluye una opción para pasar el texto que ya has leído y en las rutas se hace muy pesado tener que volver a hacer lo mismo y pasar el texto lo más rápido que puedas mientras estás pendiente de si te saltas alguna escena nueva. Probablemente por ello, pero también por cómo el tono y la historia cambian completamente, disfruté mucho más la ruta final donde la ida de la olla hay que decir que es brutal y que creo que vale bastante la pena. Pero primero dejadme hablar de las rutas, lo cierto es que aunque en general todas tienen buenas ideas se acaban justo cuando empieza lo interesante. El juego es corto y es paródico en todo lo que hace así que es normal que no se extienda demasiado en cada personaje ni que profundice y sólo sirva para introducir historias, en algunos casos, con momentos donde se nota que el juego disfruta poniendo cualquier parida (sólo hay que ver la ruta del Okosan y su búsqueda del pudding...) y lo cierto es que hace gracia y yo soy la primera que disfrutó de algunas rutas pero parecen muy poca recompensa para un sistema que te obliga a pasar rápido un texto que ya habías leído de forma manual y, sinceramente, tenía más la sensación de estar obligándome a conseguir finales que estar leyendo o disfrutando de lo que me contaban. Sin embargo, reconozco que la ruta del Nageki me gustó aunque fuera una chorrada, me pareció que el drama tenía potencial y que a pesar de que terminara demasiado rápido conseguía hacerte entrar un poco en lo que te explicaba. Por otro lado la otra ruta que recuerdo especialmente es la de Angel que aparte de ser un chuunibyo (aunque creo que para la fecha en la que salió esto no era tan típico encontrarse personajes de este tipo), lo cierto es que hay un momento en que se cambia hasta cierto punto el género de la obra que me hizo mucha gracia. Me refiero al final de la ruta y sobre todo me encanta como en cierto modo hace algo muy simple pero a la vez rompe las convenciones de dos géneros. Quiero decir, al utilizar los parámetros típicos de dating sim como los correspondientes a una batalla tipo RPG en cierto modo, al menos para mí, usa los códigos de dos géneros que tenemos naturalizados y los utiliza en un contexto diferente en cierto modo haciéndonos parcialmente conscientes de qué tipo de convenciones aceptamos al jugar a videojuegos. Sin duda, será una chorrada pero a mí esta manera de jugar con convenciones me pareció bastante graciosa. Continuando repasando las rutas recuerdo que hay rutas de personajes secundarios o que no conoces tanto como los otros pájaros que me parecieron más interesantes que alguna de algún "principal". Recuerdo que la de Yuuya me quedó muy corta (como todas, pero eso es otra cuestión) y además el final en sí es una chorrada (aunque después en el final “verdadero” incluso te hacen encajar este final así que ey, bien por el juego que dentro de la ida de la olla gigante que es hace que las cosas que pasan en las rutas tengan cierta cohesión entre ellas) y la de Sakuya me frustró que tuviera dos finales ya que uno era totalmente innecesario si no recuerdo mal. También recuerdo Shu ya que vaya, es un personaje inolvidable para bien o para mal, y supongo que ya se sabe, no hay otome sin locos de por medio, incluso si es de pájaros. Y por otro lado está el profesor del que aunque en la ruta final también descubrimos muchas cosas (y de nuevo sorprendentemente hay ideas detrás no tan mal desarrolladas e incluso dramáticas) en la ruta no sabemos nada y sólo nos quedamos con el misterio y con ganas de saber más, que en su momento se tradujo en frustración ya que tampoco imaginaba que obtendría alguna explicación en el final “verdadero”.
Sin embargo donde las cosas empiezan a ponerse "serias" es en la ruta final. Las comillas están porque aunque realmente la trama se convierte dramática es muy difícil tomarse en serio algunas de las chorradas y conspiraciones que pasan, ahora bien, me resultó muy entretenida, me llegó a enganchar por como, en parte, tiene algo de misterio y parece casi que los pájaros estén investigando y es bastante entretenida de leer y de sorprenderte viendo cómo encajan todas las piezas y personajes en la trama. Sinceramente, para ser un juego tan chorra, hace encajar a todos los personajes y sus rutas mucho mejor que otras novelas visuales que se toman en serio, así que personalmente lo agradecí bastante. Ahora bien, como decía antes, esto no quita que la manera de resolver sea de ida de la olla total pero de un juego que va de ligar con pájaros (que te presentan, si quieres, también con una forma humana como alternativa a su forma de pájaro) no podía resolverse de forma normal. Por otra parte también hay que decir que el doble sentido del título aunque sólo se conserve en japonés no deja de ser gracioso por como en esta ruta cambia completamente de sentido. A todo esto hay que añadirle que esta ruta la disfruté bastante más que las anteriores porque no me tocaba tener que repetir una y otra vez las mismas escenas así que aunque ahora no guardo un gran recuerdo del juego sí reconozco que en su momento me dejó con un buen sabor de boca por cómo el final me pareció bastante entretenido.
Y de nuevo dejadme lamentar mi memoria porque reconozco que hace unos meses desde que lo jugué y no he guardado mucho recuerdo de lo que pensé. Ahora bien, hay que reconocer que si algo hace bien el juego es reírse de sí mismo así que como siempre lo agradezco muchísimo. El humor de Hatoful Boyfriend va desde situaciones curiosas ocasionadas por el estilo de vida que llevan en este mundo donde conviven las palomas inteligentes y los seres humanos, pasando por juegos de palabras que pueden llegar a ser muy básicos pero ey, a mí me hicieron gracia (everybirdie en la traducción inglesa...) hasta extraños momentos incómodos donde la protagonista podría estar comiendo pollo o cosas así hablando con palomas y que sinceramente no deja de ser curioso como incita al canibalismo, si no recuerdo mal, en el trozo del festival. Lo que está claro es que aprovecha bastante su potencial como ida de la olla e incluso como decía antes consigue más que ser sólo humor con una trama que si bien no desarrolla tanto como podría es bastante satisfactoria. Y de nuevo, no deja de ser triste (o quizás no) que esta novela visual haga cosas más interesantes argumentalmente e incluso con los personajes teniendo tan poco espacio (que yo he añorado líneas, como ya os he dicho) y tomándose tan poco serio.
De la música y el dibujo no creo que haya mucho que destacar. La música me pareció muy genérica excepto algún tema que creo que es música clásica o melodías versionadas que tampoco es que destaque pero vaya, está bien. Y el dibujo me parece correcto sin más, recuerdo que los fondos me parecían, a parte de genéricos, con unos colores demasiado estridentes pero ahora no sé si era sólo los fondos o era en general los menús lo que me transmitió esa sensación. Sin embargo hay que decir que las palomas son fotos reales así que ei, gráficos realistas... En fin, dejadme, ya deliro.

En fin, creo que doy vueltas sobre lo mismo así que acabo aquí. ¿Recomiendo Hatoful Boyfriend más allá de la broma? Lo cierto es que sí, pero lamentablemente me resultó una experiencia muy frustrante por culpa del sistema de juego y que no me dejara saltar las escenas ya vistas, pero aparte de eso es sorprendentemente entretenido, dramático en ocasiones, y es fácil dejarse llevar por las chorradas grandes que llegan a ocurrir. Y aunque no es la gran obra maestra os aseguro que la he disfrutado bastante más que muchas novelas visuales que optan por ser serias. Así que nada, si algún día tengo ganas de gastarme dinero y tiempo me compraré el fandisc para ver con que me sorprenden. Por suerte son juegos los dos que en Steam están rebajados muchas veces así que creo que acabará cayendo.

Hasta aquí mi aburrimiento.
Las palomas dominarán el mundo, no lo dudéis.

lunes, 14 de agosto de 2017

Ghost in the Shell (manga + pel·lícula)

No sé cómo irá esta entrada pero creo que voy a intentar contrastar mis opiniones del manga y la película de Ghost in the shell. A ver de qué me acuerdo de ambas, que ya hace tiempo desde que las experimenté…

Koukaku Kidoutai: The Ghost in the shell, Shirow Masamune (1 volumen, 11 capítulos). Año de publicación: 1989-1991./
Ghost in the shell, Mamoru Oishii (Production I.G) Año de publicación: 1995

Esta franquicia era una de las que tenía pendientes desde hace mucho tiempo aunque le tenía cierto miedo. Sobre todo porque se hace difícil (como muchos de los animes/mangas u obras en general que tienen mil formatos) entender por donde se empezó todo esto y que recomienda más la gente. En este caso después de cansarme de oír hablar por la reciente película Estadounidense que está por todas partes y ha sido tan criticada me daba la sensación de que era el momento de ponerme y me informé lo mínimo para saber que tenía que ver/leer. Como siempre me fui directamente al formato original que es lo que prefiero siempre cuando tengo que descubrir cualquier obra y en este caso he de reconocer que a pesar de que es un manga bastante diferente a lo que acostumbro leer y tiene ideas interesantes y momentos que pueden incitar a la reflexión sobre el futuro y los problemas que puede traer la tecnología o al menos qué tipo de nuevos interrogantes pueden traer ciertas innovaciones lo cierto es que no me convenció. Así que supongo que debería contaros mis problemas con la obra que creo que se basan en dos cuestiones básicas: las expectativas que tenía con todo esto y la densidad y los temas que trata.

En cuanto a las expectativas es fácil ver que con todas las buenas críticas que tiene el manga y en general la franquicia (y no deja de ser curioso que en general a la gente le guste más la película o al menos a mí siempre me lo parece cuando una adaptación es mejor valorada que la obra original, pero a esto vamos después) esperaba reflexiones interesantes típicas de la ciencia ficción sobre los problemas de hacerse cyborg que implica para tu cuerpo, y además de la hiperconectividad del cuerpo y la duda de sobre qué se construye la identidad. Y eso es lo que principalmente hace la película por lo que me ha gustado bastante más sobre todo porque se centra muchísimo más en el debate psicológico de Mokoto sobre su identidad y centra más la acción para hablar del tema de lo le interesa. La sensación con el manga es completamente diferente, tenemos casos independientes del grupo de investigación (patrulla creo que sería más correcto pero me entendéis) que nos permiten conocer los problemas de la sociedad futurista que crea, y a momentos es interesante porque puede darse un enfoque medianamente social o problemas más centrados en la gente de las capas menos favorecidas de la sociedad pero normalmente, si no recuerdo mal que bien podría ser, el manga estaba más interesado en hablar de casos de corrupción política o de problemas políticos-estatales que no de la sociedad, de las posibles desigualdades sociales o de problemas individuales. Y sin duda esto es una cuestión de enfoque que puede gustar más o menos dependiendo de quien la lea pero personalmente no podría divergir más en los intereses que tiene el autor a la hora de crear un mundo nuevo. Con esto me refiero a que hay una enorme obsesión por los detalles en algunas de las cuestiones que menos me interesan personalmente, armas, posibles tecnologías y su funcionamiento, enfoques científicos que hicieron que me resultara una lectura bastante densa. No sé si mi recuerdo se mezcla con el del apéndice donde el autor describe un montón de detalles sobre cómo había pensado el mundo creado y que leí entero más por tozudez que otra cosa, pero en general me parecía que con la cantidad ingente de detalles que tiene el manga para ser tan corto podría haberse inclinado hacia otras cuestiones y me hubiera interesado mucho más. Sobre todo porque después está el tema del fanservice y el cachondeo fácil estúpido que incluye el manga que, sinceramente, con la velocidad a la que va me parece que hubiera podido ahorrar páginas y aprovecharlas para una descripción del mundo que fuera más completa en otros detalles más cercanos a la sociedad.
La comedia me parece simplemente estúpida, los personajes de la sección no tenían ningún tipo de relevancia y están en el manga por el simple hecho de guiarnos por la descripción de la sociedad y ser protagonistas de acciones más o menos interesantes y que supongo que os pueden gustar si os gusta más la acción que a mí. Y el fanservice da un poco de vergüenza ajena leyendo el manga y sobre todo la famosa escena directamente erótica donde sólo aparecen personajes femeninos. Sobre todo el tratamiento que tienen los personajes femeninos me parece muy problemático porque se podría aprovechar para reflexionar sobre el papel de la mujer en esta sociedad donde incluso existen robots de compañía femeninos y en ningún momento se nos habla de una versión masculina. En serio, no es tan difícil reflexionar sobre ello e incluso la protagonista con sus dudas sobre su identidad no parece que haya tiempo para hacerla pensar que implica que sea un cuerpo femenino con proporciones perfectas, ya que según dicen en algún momento, su cuerpo es de una empresa especializada en ello. En cualquier caso a menudo se la sexualiza, si no recuerdo mal más que en la película, pero igualmente la forma en que la visten no tiene ningún sentido en algunos momentos, y sinceramente con una protagonista tan relevante y que tiene tantos fans por su fuerza y su capacidad para resolver todo tipo de problemas con escenas de acción interesantes no deja de parecerme una pena que la sexualicen y que no sirva para hablar, en una obra como esta que para mí pedía a gritos reflexionar más sobre la corporalidad y sobre la importancia o no en ser quien eres a través del cuerpo, y sobre el ser mujer. Y aunque el personaje de Kusanagi pueda parecerme agradable en general, en el manga me pareció bastante vacío y en la película anime aunque sirva para plantear sus dudas sobre su condición como ser humano me parece que hasta cierto punto podría ir mucho más allá de lo que va.

En este sentido como digo el manga original parece que tiene más intención de crear un mundo profundo y detallado, al menos en los temas que interesan al autor, que en hacer un argumento o unos personajes que caigan simpáticos. Personalmente recuerdo que no me parecía que acabara de estar del todo definida como obra y que el final daba la sensación de que podría haber dado para más exploración del mundo que es lo único que le interesaba al autor. El dibujo, de manera bastante parecida a lo pasa en la película, en general tiene una cantidad ingente de detalles en los paisajes haciendo que resulte un mundo muy vivo en los fondos y en los personajes como decía antes tengo problemas con cierto grado de sexualización aunque no estén mal. Por otra parte sí se nota que ya es bastante antiguo y recuerdo especialmente algunas expresiones en algún momento cómico más cercanas a los standards del dibujo manga más antiguo. Sinceramente, tengo que reconocer que las pocas escenas que quieren hacer un intento de comicidad y cotidianidad me pareció que sobraban muchísimo y parecían más exigencias del guión o al menos que estaban casi para romper un poco la exposición del mundo que es lo único que la interesa al manga.
En cuanto a la película hay que decir que a pesar de la antigüedad se mantiene muy bien y es bastante agradable a la vista. Si no recuerdo mal en algunos momentos conserva la densidad de los fondos y detallismo que son parte de la esencia del manga y de este tipo de ciudad llena de gente pero donde los personajes parecen profundamente alienados, o al menos nuestra protagonista. Sin embargo si hay algo que me llamó muchísimo del aspecto visual de la película son los ojos de Motoko. ¿Soy la única que no puede evitar mirarla constantemente por los ojos tan abiertos que tiene? Creo que es interesante porque colabora a crear este interrogante sobre si es humana o no, que es lo que define al personaje a lo largo de la película. Algo que también me parece destacable de la película es cierta pieza musical que se repite varias veces que le da un aire místico a todo.

En general creo que la película acierta en centrarse en una trama principal que le interesa más y sólo incorporar alguna que le sirve para lo que quiere hacer que es lanzar preguntas sobre la humanidad de Motoko consiguiendo así estar más centrada en un tema. Como ya he dicho me parece que se podría haber hecho más en algunos aspectos pero para una película creo que consigue hacer algo bastante interesante y que si todavía no la habéis visto y sois de los pocos como yo que aún no la habéis visto le deis una oportunidad, vale la pena. En cualquier caso, aunque el manga no me acabó de gustar considero que si presenta alguna que otra idea interesante sobre la que reflexionar y sin duda el mundo que presenta tiene detalles, como decía antes, no sobre lo que me interesa pero por lo menos podéis aprender sobre armas si es lo que os interesa, por ejemplo. En fin, da igual, después de estas dos tomas de contacto con productos relacionados con la franquicia de Ghost in the shell me queda pendiente la serie de animación que todo el mundo pone bastante bien y que tiene buena pinta y creo que de momento ignoraré el resto y me mantendré alejada de la película de personas reales que tampoco me interesa mucho. Y como siempre perdonad que no me enrolle mucho pero no puedo evitarlo con obras con las que hace tanto tiempo que las experimenté, de acuerdo hay excepciones, pero aunque Ghost in the shell, sobre todo el anime, me gustó bastante tampoco es algo que me haya impactado mucho o sobre lo que tenga mucho que decir ahora mismo (sobre todo porque he sufrido un poco de sobreexposición con esta historia, pero eso ya es otra cosa que no os interesa) así que de nuevo, hasta que no vaya al día con las reseñas (esperemos que esto ocurra algún día en este verano, que ya os digo que como me dé por hacer el vago no pasará nunca) es probable que no diga gran cosa de nada así que como siempre a rellenar párrafo de chorradas que es lo divertido y lo que me da vida. Ah sí, volviendo al tema que nos ocupa, personalmente he disfrutado más de la película, la encuentro más accesible e interesante así que yo os la recomiendo más como la mayoría, el manga le podéis dar un vistazo si os interesa, como digo, hay ideas interesantes.
Hasta aquí mi aburrimiento.

viernes, 11 de agosto de 2017

Inspector Disaster: Operación Navidad, Carmen Fernández (ilustraciones de Pablo Matera) (libro)

Inspector Disaster: Operación Navidad, Carmen Fernández (ilustraciones de Pablo Matera), 187 páginas. Año de publicación: 2016.

Ante todo creo que tengo que confesar que soy un desastre de ser humano. De acuerdo, exageración, sí, pero tenía esta obra pendiente de reseña desde hace mucho tiempo (más de lo que me atrevo a decir, la verdad) y después de haber conseguido tiempo libre durante las vacaciones se me había pasado de la lista de pendientes y la tenía olvidada así que sí, lamentablemente no estoy en las mejores condiciones de reseñar y encima es un libro autopublicado que la autora me presentó por sí quería reseñar así que todo ello me hace sentir más culpable todavía... En fin, dicho esto, hay que decir que el libro está gratuito y que podéis descargarlo de este enlace (espero acordarme de ponerlo sino buscad inspector disaster y os saldrá fácilmente) y que en teoría está planteado como una posible saga o serie de libros según el recibimiento que tenga, así que si tenéis interés ya sabéis. Pero supongo que antes de todo esto os debería decir ante qué tipo de libro nos encontramos y qué he pensado al respecto así que empezamos.

El libro es humor puro. Situaciones, lenguaje, parodias, todo está puesto para el humor aunque en medio encontramos una especie de aventura que está más para contextualizar las gracias que otra cosa, y probablemente por culpa de la aventura no haya terminado de disfrutar del libro aunque el tipo de humor a veces encaje bastante conmigo, pero eso ya intentaré explicarlo más adelante. Al fin y al cabo si algo me parece positiva de la obra es como desde el principio se toma muy poco en serio a sí misma y no para de poner humor en cualquier momento. No sé si a vosotros os pasa, pero a mí que una obra tire hacia la comedia y reírse de sí misma me predispone favorablemente hacia esta. No quiero decir con esto que no me guste un buen drama pero siempre puedo perdonar más cosas a una obra que se presenta desde el humor hacia ella misma que una que lo haga desde la grandilocuencia y fracase. En este caso en concreto recuerdo que el humor se basaba en ocasiones en la descripción de situaciones grotescas de imaginar, pero también continuaba en los personajes y en los diálogos. Mi problema, aparte de la cuestión de estilo o ritmo que intentaré hablar después, haya sido probablemente que los personajes que pretenden ser estereotipos o al menos los típicos personajes con cuatro características extravagantes de comedia donde siempre entendemos cómo actuarán o qué harán en base al tópico o reacción que representan ,no me han convencido nada y reconozco que como personajes en sí no me hacían ninguna gracia la mayoría de veces, de la misma manera los diálogos creo que no me acababan de convencer. Ahora bien, en cuanto la narración con descripciones de situaciones que siempre tenían el punto humorístico o los momentos en el que el libro utiliza un tono elevado o palabras complejas para describir situaciones absurdas me parecían bastante graciosos y aunque sigo teniendo problemas en general con todo el libro lo cierto es que no puedo evitar sentir cierta simpatía por lo que he leído por cosas como una parodia del famoso poema de Quevedo de la nariz que me hizo mucha gracia.
Lo que creo que me permite hablaros de una de las cosas que más me ha extrañado a lo largo del libro que es la mezcla constante del tono y el público al que puede estar dirigido. Por un lado tiene toques que parecerían que lo hacen una lectura infantil para la aventura, pero en general el humor se aleja en muchas ocasiones de lo que, al menos para mí, puede gustar alguien con poca edad, sobre todo por los cultismos o algunas referencias que creo que se le pueden escapar completamente. En este sentido se me hacía muy extraña la mezcla constante de tonos a lo largo de la obra y en cierto modo se me hacía incómoda.
Relacionado con esto está el estilo o el ritmo de la obra que han sido el principal factor que han impedido que no acabara de gustarme lo que estaba leyendo. Todavía no tengo claro si denominarlo como estilo ya que no creo que esté mal escrito en general y ya os digo que hay momentos con fragmentos que me parecen muy graciosos, mi problema creo que lo he encontrado más bien en la poca fluidez que encontraba en el texto. Se me hace difícil de describir de manera exacta pero la cuestión es que me daba la sensación de que la trama, que tampoco es que sea la gran cosa ni pretenda serlo, interponía continuamente en el camino del humor dificultando las dos cosas, si esto tiene algún tipo de sentido, que probablemente no lo tenga. Continuamente interrumpía un diálogo entre personajes que era simple humor para decir de manera no muy acertada para mi gusto que debían dirigirse a otra localización o tocaba hacer otra cosa y sinceramente, este tipo de incitación en el texto para cambiar de lugar o momento me resultaba innecesaria y en muchos momentos ya no en este tipo de interacción concreta sino con otras cosas, me daba la sensación de que el texto no acababa de funcionar todo lo bien que podría. Y lo siento precisamente porque el humor, a momentos, me parecía muy bueno así que no sé, personalmente me parecía que la obra ganaría con una reescritura, o reestructuración para no notar esa sensación de que todo avanza muy a golpes. Por otro lado creo que hace que la coexistencia entre trama y humor no acaba de ser tan compensada como podría y por eso, porque he visto algunas cosas que me han gustado bastante aunque la experiencia general no haya sido todo lo positiva que hubiera deseado, me gustaría ver que el proyecto sigue en marcha y que salen más episodios de este detective y tal vez incluso me animaría a darle un vistazo para ver si leyendo otra parte me conseguía enganchar y no tenía tantos problemas con el estilo.

Siento acabar tan rápido con la reseña pero la memoria no me da para mucho y creo que ya he dicho lo que más me urgía de la obra aunque quizás haya sonado un poco negativa. Sobre todo me sabe mal en casos como este ya que creo que vale bastante la pena por lo que es, pero obviamente siendo un blog personal tan pequeño como este tampoco creo que llegue a mucha gente la difusión de la obra así que en este caso creo que me alegro de que haya bastantes blogs que han leído la obra, supongo porque han intentado promocionarla, y en general las opiniones no son del todo negativas las que he leído así que de nuevo, aunque no me ha convencido os animo a darle una oportunidad. Además, es gratis, GRATIS, repito, y en tu vida falta una parodia de un poema clásico, la necesitas, lo veo en tus ojos. Fuera coñas, probablemente encontrarme la parodia que os comentaba antes fue una de las cosas que me hizo más gracia así que dejadme con mis tendencias a la repetición.

Hasta aquí mi aburrimiento.

jueves, 10 de agosto de 2017

Memorias Póstumas de Blas Cubas, Machado de Asís (libro)

Memorias Póstumas de Blas Cubas, Machado de Asís (237 páginas) Año de publicación: 1880

Tenéis que leer este libro. Os obligo. De acuerdo, no, no es necesario pero decidme si no os llama la atención un libro que tiene una dedicatoria al gusano que royó su cadáver y que empieza narrando en primera persona su entierro, ¿no me diréis que no os interesa? De acuerdo, sí, quizás no os interese, pero en mi caso se ha ido directamente a las mejores lecturas de este año, que en cuestiones de lecturas tengo que reconocer que no estoy con muchos ánimos, pero esto no tiene nada que ver. Lo cierto es que es un libro bastante famoso, sobre todo su autor, pero mi incultura es enorme y me sonaba muy vagamente. Sin embargo he quedado muy encantada con esta novela así que tengo muchas ganas de seguir leyendo alguna otra obra suya.

Lo cierto es que nos encontramos con una novela con mucho sentido del humor y con una continua apelación al lector por parte del narrador que, desde algún lugar incierto, nos narra su vida después de muerto. Bras Cubas nos dice que probablemente muriera de una gran idea y por querer fabricar su gran invento y así pasar a la posteridad y nos narra su vida que casi se podría decir que se caracterizó por no haber conseguido ser plenamente nada, por haber dejado todo a la mitad y ser una especie de fracaso. Sin embargo, independientemente de que la historia de este hombre tiene su gracia, o al menos a mí me hizo gracia, lo cierto es que lo que es maravilloso de este libro es la escritura. Nos encontramos con un libro con capítulos muy cortos que pueden pasar de reflexiones sobre las narices, acusaciones al lector de que está leyendo el libro mal ya que quiere que pasaran cosas y él sólo divaga, entre otras muchas reflexiones y sobre todo muchos fragmentos metaliterarios que, sinceramente, a mí me han divertido muchísimo. Recuerdo que leí la novela muy rápido y que desde el principio con este narrador tan inusual y la situación que también lo es bastante me enganchó y se me hizo muy fácil de leer.
Además, es una novela muy interesante a muchos niveles, tanto como la parodia de la novela realista, como la reflexión de la imposibilidad de escribir una autobiografía completa y situarla en este espacio post-vida para poder hacerlo e incluso la relación con Sterne que hace que crezcan aún más (y creedme que ya llevo bastantes años con expectativas altísimas) las ganas para leer el Tristam Shandy. También se ve que uno de los personajes que aparece en este libro es protagonista de otra novela del autor así que no me importaría leer la otra aunque este personaje tampoco acabara de convencido, pero como digo el sentido del humor, la ironía y el estilo en general no me han podido dejar más satisfecha sigo con ganas de más de este autor.

Lo cierto es que estoy un poco perdida y no sé muy bien que deciros del libro ya que, como todo últimamente, han pesado varios meses desde su lectura, pero lo cierto es que sigo recordando las buenas impresiones que me dejó y como me lo hizo pasar muy bien en su lectura, que seamos sinceros, es algo que siempre se agradece, y sobre todo cuando vamos a leer un clásico. No sé vosotros pero yo siempre voy con cierta idea de que aunque me puede gustar muchísimo puede ser una lectura difícil o no muy amena así que encontrarse con cosas como esta novela agradece bastante. Y como estoy un poco perdida y, porque no decirlo, con pocas ganas de escribir esta reseña dejadme hablar del narrador/personaje y como es un hombre bastante hipócrita en muchísimas de las cosas que hace (en serio basta recordar su comportamiento con ciertos personajes o ciertas acciones en general) pero a la vez es fácil que acabe cayéndote simpático. O al menos a mí este tipo de personaje que parece que no ha conseguido nada bueno en su vida, y que no tiene ningún tipo de talento especial o nada que le haga destacar ya de por sí me parecen agradables, pero si encima te cuentan su vida con tanto humor, es muy fácil que me acaben convenciendo aún más. En este sentido, he de reconocer, y ahora sí que ya no sé ni qué narices acabaré escribiendo, todo sea dicho, que el humor es una de las características que más interesantes me parecen en cualquier tipo de obra. Dicho así creo que suena extraño, pero aunque es un elemento que antes pensaba directamente que estaba infravalorado lo cierto es que no, que está por todas partes incluso en el canon occidental pero que a veces sí que parece que no es suficiente en sí mismo, y en este caso es muy fácil también decir lo mismo, que aparte del sentido del humor la novela es profundamente original y rompe con convenciones que si bien hoy en día entendemos que se pueden romper fácilmente, las seguimos viendo en muchísimas obras de ficción en general, pero aun así sigue pareciéndome que, a veces, parece que el humor por sí mismo no sea reivindicable.
Y ya ni hablamos de la cuestión de del lector, que parece que sea, según a quién escuches, obviamente, casi signo de que algo no valga la pena. Sin embargo, perdonadme, estoy espesa y creo que estoy diciendo cosas que ni siquiera pienso, o quizás que he pensado alguna vez pero ahora no sabría asegurarlas, en fin, da igual, siempre me gusta saber si a alguien le ha gustado personalmente algo a parte de que me pueda analizar cosas interesantes sobre la obra o admirar su calidad. Además, también entiendo la idea de que una novela debe suponer un reto para el lector, un sacudida de conciencia y puedo simpatizar con conceptos como los de lectura no-pasiva y valorar positivamente obras que consigan ser más que entretenimiento, me paso la vida diciendo de muchas obras que sólo sirven para pasar páginas por como son evidentes en todo lo que pasa, pero tampoco por eso hay que desplazar completamente la relación afectiva que tiene el lector con ciertos libros. Al fin y al cabo en el fondo mi blog se dedica, como la mayoría que hacemos reseñas, a destacar si un libro ha conseguido o no gustarnos, y sin duda no dirá mucho sobre el libro pero dice algo sobre el lector. Por eso digo que mi blog es un acto de onanismo público... No, no acabo de escribir esto, es mentira. ¿O tal vez ya había escrito algo parecido antes? Creo que sí, es probable...

En fin, creo que esta reseña no está dando más de sí y yo simplemente venía a recomendaros esta novela de la que ya existe una extensa bibliografía al respecto que os será más útil que esta reseña que sólo viene a recordaros que existe, por si hay algún despistado que aún no la conoce, y que personalmente me ha parecido divertidísima y he quedado con muchas ganas de seguir leyendo al autor. Además, estoy segura de que, aunque es probable que hayáis leído alguna novela con un narrador que tiene ganas de "conversar" con el lector, ya que es relativamente fácil encontrar este tipo de narrador, os sorprenderá en alguna de sus reflexiones. Si no es el caso lo siento, no podéis reclamarme el dinero del libro si decidís comprarlo por mi culpa, así que, bueno, tampoco es cuestión de mandar sobre el capital de nadie, así que no haremos funciones publicitarias. Aunque ya lo he hecho con la reseña, que de poco más sirve... Maldito capitalismo que controlas mi blog y todos mis reseñas, no hay manera de salir de ti. En fin, siempre existen las bibliotecas, supongo.

Hasta aquí mi aburrimiento.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Grandes Esperanzas, Charles Dickens (libro)

Grandes Esperanzas, Charles Dickens (493 páginas) Año de publicación 1860 a 1861.

Este es mi primer contacto con el autor. Bueno, de hecho no, ahora que pienso había leído hace mucho tiempo su obra corta Canción de Navidad, que es una de esas obras que probablemente no queda nadie en el mundo que no conozca de su existencia y no haya conocido la historia en una de sus miles de versiones. De hecho, es exagerada la cantidad de versiones o cosas que no tienen nada que ver que aprovechan el argumento para incorporar cualquier cosa... En fin, pero yo os venía a hablar de mi primer contacto “fuerte” con Dickens, era algo que hacía tiempo que tenía ganas de hacer pero que sinceramente no ha sido tan gratificante como esperaba. Sin embargo, creo que la culpa ha sido, al menos hasta cierto punto, de la traducción. No digo que sea mala, simplemente creo que complica muchísimo el acceso de un libro que estoy segura que en otras ediciones será de lectura mucho más fácil. O simplemente no estoy hecha para leer catalán arcaico. Y mira que me gusta leer en catalán y siento que por culpa de que a veces me es más fácil encontrar ediciones en castellano lo acabo haciendo por comodidad, pero leer una traducción hecha por Carner no me ha ayudado a disfrutar de Dickens.

Y sí, pensar en este libro se ha convertido para mí en recordar que sufrí bastante por culpa de la traducción, perdonad si no os interesa eso, pero descubrí después que además, Carner consultaba con Pompeu Fabra dudas sobre que era correcto en catalán normativizado cuando traducía, no este libro de Dickens en concreto sino otro, pero me resultó a la vez que una curiosidad cultural algo que me hacía sentir menos imbécil por costarme entender ciertas expresiones o vocabulario. Insisto en esto porque Dickens siempre me lo han vendido como un autor fácil de entender, de trama y de personajes, nada de complicaciones estilísticas y de gran éxito entre mucha gente de su época, sobre todo por su tendencia al melodrama así que supongo que me costara tanto entrar por culpa del lenguaje me chocó. Por otro lado debo reconocer que la historia en sí tampoco colaboró a que disfrutara leyendo.
En cuanto a la historia me refiero concretamente a cómo toda la obra se estructura sobre un giro argumental evidente, que el libro hace evidente y que supongo que todo el mundo lo veía venir, espero, lo cierto es que no he leído opiniones sobre esto así que dejadme que lo busque. Bueno, me he cansado de buscar, pero de verdad, estoy segura de que la mayoría de lectores caen enseguida sobre quién está detrás de las "grandes esperanzas" de Pip, todos lo sabemos, el libro lo hace evidente sobre todo porque recuerdo que justo de que ocurra el anuncio sobre este ascenso se nos habla, muy casualmente, de cierto personaje y todo ello hace que sea muy frustrante ver actuar a Pip.
Pero de hecho, Pip es de los personajes que más me ha frustrado, para bien o para mal, de lo que llevamos de año. Siempre me gusta pensar que cuando un personaje me despierta emociones fuertes, sean positivas o como en este caso negativas es porque el personaje está bien construido o al menos tiene algo que lo hace especial u original e intento que mis sentimientos odio por un personaje no se interpongan en el disfrute de la lectura o disfrutar sádicamente de su sufrimiento. De hecho, me pasó algo muy parecido con Lucien, protagonista de Las ilusiones perdidas una novela con la que esta que os reseño comparte género, ambas son novelas de formación clásicas que sirven para crear el mito burgués de la hombre que se hace a sí mismo y de los proto-napoleones, por decirlo de alguna manera, pero en este caso con Pip tuve una relación mucho más frustrante. Odié muchísimo a Lucien pero disfruté de su dolor, pero en el caso de Pip más que odio, que en parte también, era frustración. ¿por qué tratas a Joe de esta manera? ¿Por qué haces esto? ¿Por qué te crees que Stella cambiará por ti? ¿Por qué crees que cierta persona es quien te ha dado el dinero? ¿Por qué eres tan imbécil? ¿Por qué eres tan inocente? ¡Puedes dejar de gastar dinero de manera estúpida y conservar algo? Que venías de familia pobre, al menos creo yo que deberías tener un poco de consideración por lo que gastas, ¿no sé? Y en fin, mi frustración era máxima y no desaparecía, nunca.
Por otra parte hay que decir que el título de la novela me parece una maravilla y que a medida que vas pasando páginas suena cada vez más irónico. Bueno, de hecho desde el principio me sonaba irónico pero como hay gente que es corta de entendederas, no pienso en nadie eh, Pip, pues tenemos un libro que se podría resolver fácilmente pero se alarga muchas páginas y que nos hemos de tragar la gran sorpresa del protagonista ante cosas evidentes.También hay que decir que al final descubrimos otras cosas, cada cual más rocambolesca, en una especie de resolución final en la que casi parece que Pip se convierta en una especie de detective sobre su vida que al final sólo es una gran mentira o una gran fabulación hecha por él mismo que cae completamente, pero vaya, ya tocaba, sufre, mucho, para siempre. Odios personales aparte, el tono de la novela es bastante desencantado en este sentido y en cierto modo lo que podría ser una novela de formación positiva termina siendo, como la mayoría, amarga o por lo menos agridulce. Lo cierto es que según tengo entendido el final de la novela debía ser otro, menos "optimista" en cierto aspecto sentimental, por decirlo de alguna manera, pero se ve que el editor obligó a cambiarlo al autor para hacerlo más agradable. Y sí, no tiene nada que ver con el texto en sí, pero a la vez no puedo evitar pensar que todo en la novela parece conducir a una resolución bastante más amarga que la que nos encontramos.

Por otra parte volviendo a la trama lo cierto es que aunque esta novela en particular no me ha terminado de convencer, sigo pensando que la traducción no ha colaborado mucho, pero lo cierto es que tengo ganas seguir leyendo al autor sobre todo porque me parece que sabe hacer culebrones bastante complejos que son, hasta cierto punto, muy interesantes. Es cierto que tenemos personajes muy estereotipados en algunos momentos, mirad a Joe que es el alma bondadosa humilde o la señora Havisham con la que, en fin, sigo teniendo muchos problemas pero todavía los tengo más con Estella. Havisham me parece que es más símbolo que persona, y, no sabría deciros si está bien construida o no porque creo que como presencia funciona bastante bien, supongo que sobre todo en la mente de Pip, pero como personaje es bastante, en fin, mejorable, supongo. Y Estella... Estella es un estereotipo con patas llevado a la máxima potencia y lo peor -o mejor- de todo, justificado por la trama. Sinceramente, tengo muchos problemas con Estella, con toda esta parte de la historia en general, porque entra en terrenos un poco difíciles de creer. Y sí, Dickens es experto en este tipo de cosas según tengo entendido y de hecho la mayoría de resoluciones del libro terminan siendo casualidades muy casuales que no se explican a no ser que por algún fenómeno desconocido la población de este Londres ficticio se reduzca los personajes que aparecen y pocos más ya que las conexiones entre ellos son, bueno, resoluciones típicas de novela de este tipo. Pero en fin yo os hablaba de las cosas buenas de la trama y aunque me cuesta explicarlo diría que, dejando exageraciones aparte, que las tiene y muchas, lo cierto es que cuando más lo piensas las cosas tienen más sentido, el simbolismo básico tiene sentido, la idea central tiene sentido y como la posición de los diferentes personajes está bien montada para hacer evolucionar la historia, no sé cómo decirlo y creo que estoy delirando pero creo que argumentalmente la historia de Pip está bien estructurada y en este sentido la he disfrutado, al menos en cierto modo.

En cualquier caso ya hace unos cuantos meses desde la lectura y aunque no recuerdo que la disfrutara especialmente, más bien al contrario, se me acabó haciendo pesada por la edición y por Pip, lo cierto es que ha habido detalles que hacen que me haya quedado con ganas de seguir leyendo a Dickens. Es cierto que desanima ver a la gente decir que esta es de las mejores novelas de Dickens, pero vaya, tengo la esperanza de que tal vez en otras circunstancias incluso esta novela me hubiera resultado más amena así que veremos que opino de otros libro del autor. Por otro lado es interesante ver interpretaciones más centradas en el aspecto social y de qué tipo de representación hacía del siglo XIX Dickens si era un burgués que reafirmaba los valores de esta clase social con sentimentalismo barato que gustaba a todo el mundo y los consolaba sobre que su vida tenía algún tipo de sentido y fomentaba sólo formas de ayuda pasiva como la caridad, o si por el contrario tenía en parte cierto espíritu medio revolucionario, o al menos de reformista y en cierto modo hacía un retrato, a su manera y con matices, crítico de la sociedad inglesa. Es interesante precisamente porque ambas respuestas pueden coexistir y por como sus novelas dan para interpretaciones completamente contradictorias en lecturas ideológicas que crean debates por lo menos curiosos. Por otra parte, también recuerdo haber escuchado en algún lugar -o leído, quién sabe- que el dinero tenían la función de "deus ex machina" a Dickens y como esto permitía reflexionar sobre el capitalismo incipiente y la función del dinero en la sociedad. Además, a esto le añades como las mentes de los personajes se estructuran a través de fabulaciones sobre relatos típicos del progreso y como chocan contra la realidad y lo cierto es que puedes encontrar bastantes cosas tanto en esta novela en particular como, supongo, en Dickens en general. Y no sé cómo decirlo pero aunque no he disfrutado del todo de la novela, si que creo que aunque los personajes me parecen estereotipos con patas, sabe hacerlos carismáticos, crear una especie de ambiente muy vivo donde te puedes llegar a creer todos estos tipos tan particulares y que te dan ganas de seguir leyendo más obras suyas. O simplemente estoy intentando justificarme a mí misma o encontrado una explicación a por qué me he quedado con ganas de seguir leyendo este autor cuando la experiencia no ha sido tan positiva como esperaba, ya que hay que decir que yo también tenía grandes esperanzas en el libro (no acabáis de leer esto, no lo he escrito, hacemos ver que no ha pasado...).

Hasta aquí mi aburrimiento.

martes, 1 de agosto de 2017

Veronika decide morir, Paulo Coelho (libro)

Veronika decide morir, Paulo Coelho. (198 páginas). Año de publicación: 1998.

Tenía pendiente desde hace tiempo ponerme con Coelho, más que nada para ver si me unía al grupo de gente pseudo-intelectual, o intelectual, que se divierte poniéndolo a caldo. Sin embargo si por un casual lo encontraba bueno ya estaba pensando en qué tipo de suicidio público tenía que hacer para que todo el mundo se burlara de mi mal gusto y mi poca inteligencia. No os negaré que sí, que ciertamente iba en parte predispuesta a que no me gustara, aunque quería intentar separarme al máximo de las malas críticas e intentar juzgar por mí misma, pero lo cierto es que sea por el motivo que sea me resultó muy mala la novela y sobre todo obvia en su contenido y creyéndose más inteligente y culta de lo que era. Además, aunque estaba cansada de leer comentarios negativos sobre el autor, lo cierto es que no sabía que tenía este componente tan claramente de autoayuda, y sinceramente si hay algo que me molesta en esta vida es que me digan como diablos tengo que vivir mi vida o que pretendan darme mensajes tan evidentes y que no comparto. En fin, que aunque lamentablemente no me acuerdo mucho de la lectura porque todavía voy con demasiado retraso escribiendo las reseñas os puedo asegurar que odié bastante la novela.

Todos hemos oído alguna vez la idea de cómo los locos son las personas más inteligentes y cómo la locura es sólo una clasificación para marginar lo que no entendemos y ey, yo soy la primera que se apunta al carro de decir que clasificar como locos ciertas personas sólo por el hecho de que tienen una forma de asimilar el pensamiento diferente lo que consideramos "normal" es problemático y también soy la primera que en cualquier cosa que normaliza o estandariza ve una violencia contra un grupo que no se identifica con este estándar. Ahora bien, lo que hace este libro es coger la idea de cómo los locos son en realidad los más sabios de la tierra y a partir de ahí montarse la fábula evidente de cómo tenemos que aprender a ser libres y hacer lo que queremos independientemente de lo que piensen de nosotros y como así seremos todos más felices. Eso sí, Veronika, que es imbécil y que encima el lector debe ser como ella, una pobre oveja descarriada, debe aprender bajo límites el verdadero significado de la felicidad para empezar una nueva vida. Y ¿verdad que es bonito y maravilloso, ¿verdad que en el mundo todo funciona bien si ignoras el resto y te sientes feliz contigo mismo porque sólo te importa lo que pienses tú? ¿Verdad que sí? Pues no, simplemente no. Quiero decir, una cosa es que puedas estar de acuerdo con la idea de que no puedes vivir pendiente de contentar a todos, de acuerdo, no es sano vivir intentando cumplir unos estándares de normalidad impuestos, todos lo sabemos, pero el tono de la novela tan asqueroso, tan convencido de lo que dice como si te estuviera relevando algo que no sabes, a la vez que a Veronika, cuando lo único que está diciendo son frases de consuelo tan fácil y tan banales que sinceramente, si tienes que ver luz con este libro, más te vale estar a oscuras toda la vida, me parece insufrible. En serio, ideológicamente me parece repugnante, pero a ver a mi cualquier tipo de pensamiento medianamente optimista me molesta pero este tipo de ideas de todo depende de ti cambiar tu vida, sólo debes abrazar tu yo real... Quiero decir, es casi como producirte a ti mismo una parada en el cerebro y decidir bloquear cualquier tipo de pensamiento sobre nada. No te quejes de nada, todo es bueno, sólo tienes que ser tú mismo y decidir que eres feliz. Muy bien, genial, a partir de ahora iré felizmente por el mundo con una sonrisa de oreja a oreja ya que puedo ser yo misma al margen de la sociedad y además puedo decidir que hacer con mi vida, a ver cuántos días duro viva, y tal. Aprovechamos el día a día, el mundo es maravilloso, oh qué bonito que es todo! Muy bien, ya está, ya me lo he creído, voy a recoger flores en el campo y canto el opening de Heidi, ¿algo más?
Y obviamente el estilo de las frases es el mismo que el del pensamiento, decir frases en tono grandilocuente con prosa simple como si así llegara a encontrar alguna gran verdad que nunca antes habías pensado. Gracias Coelho, a partir de ahora me tengo que ensimismar e ignorar cualquier tipo de realidad ajena a mi. ¿Es esto verdad? ¡La puñetera felicidad estaba en la pasividad acrítica! Ahora lo entiendo todo, y yo teniendo dudas sobre mi yo "auténtico" este que no vemos por como la sociedad es mala y nos impide verlo. Claro, ahora lo entiendo todo. ¡¡HE VISTO LA LUZ !! En fin, lo que decía el estilo es el culpable del tono en el que se escribe la novela que siempre se cree superior a ti, aunque promueva un pensamiento simple, sin ningún tipo de complejidad y en fin, con lo que es fácil discrepar a la mínima que te hayas planteado alguna cuestión en tu vida. Pero ey, es más fácil creerte único y especial al resto ya que has entendido el libro que sólo te habla a ti sobre cómo eres especial y único y como tienes que ser un poco loco en la vida y disfrutar de las cosas sencillas, sólo tú, ¿eh?
No creas que el resto son igual de mediocres como tú y como yo, no, sólo tú eres especial y único así que felicidades, ya puedes ir con una sonrisa por la vida y reír y llorar de todo corazón y vivir intensamente, sólo eres tú aquí, el resto sólo existen en relación a ti, persona única y especial que tiene el poder de hacer lo que quiera con su vida, así que adelante.

Ahora bien, también he de reconocer que me he pasado. Me parece estúpido el pensamiento que desprende el libro, pero entiendo porque a alguien le puede parecer que Coelho es reflexivo, todos hemos tenido momentos o simplemente no todos tenemos las oportunidades o ganas de conocer cosas a parte de un pensamiento fácil y sencillo y tampoco me gusta que la gente se ría de los lectores del autor. De acuerdo, yo misma lo acabo de hacer en el tono de esta reseña en el que me he burlado de todo, pero en cierto modo estoy segura de que hay gente que este libro de verdad le ha ayudado. Es cierto que a la vez no puedo evitar reír un poco de este pensamiento, me parece ridículo, pero hay que admitir que con ello estoy siendo una completa elitista, y me resulta problemático. Porque sí, una cosa es decir que el libro es malo, que no tiene ningún tipo de reflexión detrás y que simplemente son lugares comunes que podrías encontrarte en cualquier conversación en la calle entre gente de cualquier momento y que son ideas que circulan por cualquier lugar y que todos alguna vez en nuestra vida hemos utilizado para reconfortarnos, pero que a la mínima que pensamos sobre ellas nos damos cuenta de qué tipo de problemas conllevan, pero la otra es burlarse activamente de la gente que lee y disfruta del autor en una especie de vanagloriarse por como el que se burla ha conocido y leído literatura de verdad y no pseudo-literatura como sería esto. No sé, me es fácil caer en esto y estoy segura de que alguna vez en mi vida lo he hecho pero ¿hay que atacar a la gente por lo que lee? En serio, hay que burlarse y tratar a la gente que no lee clásicos como si fuera el populacho y los demás fuéramos una especie de aristocracia literaria, ¿de verdad? En estos casos creo que siempre es más interesante preguntarse por qué esto se ha convertido en un fenómeno de masas y que tiene que haya gente que admire y le interese su prosa que no dejarlo todo en un las masas no educadas son como imbéciles. En serio, no creo que este pensamiento favorezca nadie excepto a lo que el piensa que le da una subida de ego importante, pero todavía me parece más patético que la gente no lea ningún libro de este autor y se ponga a decir cómo es muy malo. De acuerdo, se puede hablar de obras sin leerlas, todos tenemos alguna idea preconcebida y esta puede ser interesante de analizar por sí misma, pero la gente que tiene tanto odio por este hombre (y yo en parte me añado, eh, que a mí el libro me ha parecido de las peores cosas que leía en tiempo si no fuera porque uno que os he reseñado recientemente también era una mierda...) me encantaría que gastara parte de su tiempo desahogándose en análisis de la perversa ideología que hay detrás de sus libros. Porque sí, reconozco que en parte su ideología me parece "peligrosa", y no me malinterpretéis, no quiero decir que haya que censurar libros ni proteger niños como parece que hace mucha gente, simplemente creo que la cultura nos influencia hasta límites que a veces ni pensamos e ideas tan convenientes como estas no creo que sean muy recomendables.
En fin, me lío y doy vueltas sin sentido. El libro es malo, muy malo, pero tampoco hay que ir a criminalizar a la gente que le guste eso. Y mejor lo dejo aquí que me caigo de sueño y ya no digo nada coherente. Quizás antes de terminar debería decir que tiene un giro de guión evidente desde el principio y que sólo sirve para hacer la parábola más efectista que me repugna bastante, todo sea dicho. Además, todo el personaje del doctor creo recordar que me sacó bastante de sus casillas, pero en fin era el que más se creía superior a todo el mundo, pero en general todos los personajes hacen en algún momento el papel de grandes sabios con sus frases-sentencias sobre cualquier tema sin ningún tipo de duda sobre nada. En serio, lo único que puedo decir ya es que dudar es muy sano, de verdad.

Hasta aquí mi aburrimiento.